martes, 29 de julio de 2014

Festividad de la Resurrección

Opaí. Sigo con el blog en modo verano, pero aunque sea para deciros que paso de todo pues vengo y posteo. Todo isto e meu.
Me voy a la real villa de Viveiro (Vivero para los de Sanjenjo, y los que bailan la rianjera) al Resurrection Festival 2014, toda la semana. 

El resu, para los ignotos, es un festival musical muy muy guay, de punk y de metal y de Madball, al que va mucha gente a pasárselo bien. Van heavyes y van hipsters, van punkies y van Vans: of the wall (del muro) Iván mi colega también van y van ciegos todos que da ascopena aquello ya. Pero Marge, soy rockero, a mi la muerte me mola un mazo.

MEGAMUERTE

Aprovecho para deciros que en este blog hablaré de música en alguna que otra ocasión. Ya mencioné a los Poison en la entrada anterior y caerán más cosas y con más profundidad. No soy ningún entendido en la música, pero esto es Internet y habrá así a ojo más o menos ahora mismo, ahora mismo, más o menos... cuatro mil personas, diciendo lo que les da la gana. Tetas.

La música impregna mi vida, y ha ido de la mano con todo el frikismo que he ido consumiendo año tras año, con cada cómic, libro, partida de rol... siempre ha habido una banda sonora. Seguro que a todos vosotros os pasa exactamente igual... y que no eramos los únicos flipaos que jugaban a matar orcos con Blind Guardian de fondo.

Cuando el frío vuelva a Galicia y no se pueda salir a la calle y los lobos y los alces acechen en los contenedores volveré a postear en un ritmo más decente, que o me hago youtuber o voy a pasar hambre, que ni cortar la hierba se puede.


Si me queréis venir a saludar, soy así todo el rato. No tiene pérdida.

Poco más, no voy a estar. No llamarme, viva el infinitivo.




miércoles, 2 de julio de 2014

¡Vivir por todo lo alto!

Opa ahí! "Chegou o verán, e con él chegaron as chorbas" que se dice en algún sitio. Y es que aunque soy un friki consumado, y adoro la niebla y los lobos, cuando se acerca junio voy notando la falta de vitaminas en el cuerpo y me arrojo a montes y playas por igual a cargar las pilas.

Es verano, le das una patada a la puerta del almacén y aparecen los Poison rockeando que flipas. Tira iniciativa.

Esto se traduce en que mi frecuencia a la hora de postear entradas no será la que me gustaría, pero es que moreno estoy mucho más guapo.

Mi amigo y mentor Abel Alves se viene desde el lejano Uruguay a pasar unos días por aquí y estoy preparando una buena dosis de mazmorreo para recibirlo como dios manda, que vendrá con mono el pobre. Con todo esto del verano y el buen vivir, y repasando conceptos y teoría del rol en general llegué a re-descubrir una muy interesante regla del manual básico de Conan: El juego de Rol. 

Es una regla que básicamente es así: 

Los aventureros, hartos de arrastrarse entre mierda y sangre y ser mutilados y violados por seres del inframundo en los más negros abismos de la tierra, cuando tienen un tesoro en su poder, en vez de gastárselo en comprar una cota de bandas porque da más CA, se lo gastan en vino. Y en furcias. Y joyas. Y en loto negro. Y en sombreros ridículos y en un mono mascota y furcias con sombrero para el mono mascota.

Si esto pasa con los estibadores en Galicia, imaginaros con los aventureros de cualquier partida de rol.

No es una regla que vaya a cambiar tu sistema de juego, pero si que lo puede salpimentar. Como mola decir salpimentar. Es un verbo eh.

Vivir por todo lo alto

“Un vagabundo sin blanca.

Se mofó ella.

El se rió.

¿Y cómo te llamas tú a ti misma? No tienes bastante dinero para comprar un nuevo asiento a tus posaderas. Tu desdén no me engaña. Sabes que he comandado naves más grandes y más hombres que tú en toda tu vida. En cuanto a estar sin blanca… ¿Qué vagabundo no lo está, casi siempre? He malgastado oro suficiente en los puertos del mundo como para llenar un galeón. También sabes eso.”


Conan tomando los churros en Mugardos ya.

Esta regla está rescatada del juego de rol de Conan d20, de Moongoose Publishing y editado por Edge en nuestras tierras. Un juego de rol que me gustó, pero que no me gustó como JUEGO DE ROL DE CONAN. Como todo lo que implicaba 3ª edición acabó por no invitarme a jugar, entre dote y ataque de oportunidad y multiclase.  Aunque tenía cosas muy buenas, para mí un juego de rol de Conan se parecería más a  un "La llamada de Cthulhu" en la edad Hiboria que a otra cosa. 

El manual de “Conan: El juego de rol”, describe varios aspectos muy importantes de las aventuras de Conan en cuanto al dinero se refiere.

Extraído directamente del manual:
  • Conan no parece ir yendo de compras en busca de nuevas armas, armaduras y opciones de equipo más sensatas cuando consigue robar un gran tesoro, más bien se gasta la mayor porción en vivir bien.
  • El único momento en el que el dinero parece ser especialmente útil para tus personajes es cuando sus armas o armaduras se pierden o son destruidas, y cuando les pudiera ser útil comprar influencia o poder, normalmente en forma de seguidores.
  • Algo verdaderamente valioso no puede comprarse o venderse. Una y otra vez en las historias se nos habla de un objeto, veneno o preparado de loto que demuestra ser crucial para el éxito de una aventura en particular (y necesitó de otra aventura larga y peligrosa para en primer lugar adquirirlo).

Vivir por todo lo alto

Está en la naturaleza de los aventureros gastar el dinero como el agua siempre que lo tengan. La gente que regularmente arriesga sus vidas en esperanza de ganar riquezas inimaginables vive para el presente, gastando sus ganancias en el juego, buenas compañías, comida cara, buenos vinos y licores en enormes cantidades, y más aún en frivolidades. El Director de Juego debería sentirse libre de obligar a cumplir la regla “Vivir por todo lo alto” siempre que los personajes tengan una gran cantidad de dinero en efectivo y ningún plan definido para gastarlo.

Cada semana, todos los personajes gastarán un mínimo del 50% de su riqueza actual en vivir por todo lo alto, si esa riqueza es en ese momento más de 50 piezas de plata (Nota: En Conan d20 la moneda más común es la de plata, normalmente serían monedas de oro).
Este gasto incluye todos los costes de la vida normales como comida y alojamiento.

Y hasta aquí.

El manual también menciona que el director de juego debería ser considerado a la hora de dar información y contactos interesantes a los jugadores que están gastando importantes sumas de dinero.

Pero en mi opinión también podría ser considerado a la hora de mandar alguna ladrona con curvas de infarto u hombres del recaudador local, con ganas de charlar amigablemente.

También hace hincapié en que ciertas clases como los magos podrían gastar parte de este dinero en sus investigaciones arcanas y en la obtención de materiales. Me parece acertado, como donaciones de los clérigos al templo y la ocasional visita al alquimista del castillo por parte del mago.

Esta regla es aplicable a cualquier juego de fantasía, y defiende un estilo muy espadabrujeresco y muy Apéndice N, casaría perfectamente con cualquier retroclón o con el jocundo “Clásicos del Mazmorreo” (Dungeon Crawl Classics RPG) de Goodman Games.

Creo que es idónea para DCC porque en este juego se insiste en la mortalidad de los personajes, la escasez de la riqueza (los personajes de nivel 0 son campesinos y siervos que no han visto una moneda de oro en su vida) y en las búsquedas peligrosas como método de obtención de poder y artefactos en vez del uso del vil metal.

También soluciona un par de cosas de la llamada “economía del aventurero” (Manual de DCC RPG, página 393).  Como personajes caminando con 4000 monedas de oro en su bolsa o sistemas bancarios propios de la edad moderna en una sociedad barbárica y cosas peores que se han visto.

Sabes que tu fiesta mola cuando Gumersinda Federica de los Perdigones decide prenderle fuego con un candelabro a tu puta casa a espaldas de todos.

Si en tu estilo de juego no es importante contar cada pieza de cobre, ni hay tiendas de objetos mágicos Hacendado y quieres fomentar la sensación de que los aventureros pueden ser asquerosamente ricos pero morir asquerosamente cualquier día, esta es una buena regla que añadir a tu mesa para enfatizar esta sensación.

Obviamente, usa tu sentido común. Ten en cuenta el alineamiento por ejemplo, los personajes Legales podrían ser más ahorradores que los Caóticos. Y llega a un consenso con cada jugador: Si el clérigo de tu grupo hace voto de pobreza ignora esta regla en lo que a él se refiere. Si el sueño de la vida del guerrero es pagar un ejército mercenario para arrebatar la ciudad de su padre de las garras del usurpador, no le hagas gastar tanto oro en vivir la vida loca...

Para complementar esta regla, me he tomado la libertad de incluir una tabla de frivolidades. En principio he intentado poner objetos con ningún objetivo o sentido aparente aparte que la propia ostentación, el placer, la chuminada y la tontuna.

¡Haz a tus aventureros las estrellas del rock de tu escenario de campaña!

Frivolidad
Coste
Ajedrez, madera
10mo
Ajedrez, marfil
100mo
Alojamiento de lujo, noche
10-100mo
Alojamiento privado, noche
2mo
Anillo con compartimento
100mo
Anteojos, monóculo
10mo
Arpa de boca
8mo
Arpa, pequeña
80mo
Banquete, por persona
25-100mo
Baraja de cartas
10mo
Barba postiza, para lapidaciones
1mo
Beherit, amuleto inofensivo en apariencia
1mo
Bezoar
15mo
Cajita de música
1000mo
Caramelos, regaliz, tzicli
1mo
Cepillo o Peine
5mo
Cosméticos, cajita
100mo
Cuadro, lienzo
200mo
Cuerno para beber
3mo
Cuerno para señales
2mo
Cuervo entrenado
100mo
Dados Trucados
12mo
Diente de oro, marfil o plata
10mo
Esclavo
Varía
Escoba de fuego, Remington de dos cañones del calibre doce, lo mejor que puede ofrecer almacenes Smart
195mo
Escultura
80mo
Escultura de Príapo, enjoyada
10mo
Escultura de Príapo, estriada
15mp
Escultura de Príapo, madera
1mp
Esmeralda en polvo, tarro
1000mo
Especias exóticas, tarro
150-1000mo
Especias, tarro
15-100mo
Flauta dulce
3mo
Fundas para los dientes
10mo
Hamaca
1mp
Hierba o rapé, cajita
20mo
Incensario
2mo
Inofensivo trapezoedro brillante
1000mo
Jaula para pajarillo
10mo
Juguete, muñeca
1mp
Laúd
80mo
Libro miniado
3500mo
Libro sagrado guarnecido
1000mo
Mano de mono, con cinco deseos
200mo
Máscara
2mo
Material de Afeitado
3mo
Mono
400mo
Narguile
60mo
Ojo de cristal
100mo
Pájaro de presa
80mp
Pájaro exótico
100mp
Pañuelo
5mp
Parche para ojo
5mc
Peluca
30mo
Pendientes
10mo
Pequeño trasgo amaestrado
100mo
Perfume o Colonia, frasco
100mo
Pipa de fumar
30mo
Pollo de goma con polea en medio
1mo
Polvos del Dr. Smeckler, frasco
5mo
Prótesis
2mo
Raíz abortiva, frasco
5mo
Relicario
50mo
Reloj de Arena
30mo
Sello, anillo grabado
20mo
Servicio de baño
3mp
Servicios de artista (pintor, escultor…)
5-25mo
Servicios de bardo o bufón
5mo
Servicios de heraldo
10mo
Servicios de prostituta de lujo
50-500mo
Servicios de ramera común
1-25mo
Tambor
3mo
Tapiz, Alfombra
150mo
Tatuaje
50mo
Tinta de colores, frasco
10mo
Tinta Invisible, frasco
1000mo
Tintes para cabello
300mo
Tocado para el pelo
5mo
Umbrela
20mo
Vaso de asesino
400mo
Vestido
50mo